Los antecedentes en educación deportiva en los diferentes países

La educación física ha sido fundamental de cara al desarrollo del menor, pienso que en este país se ha de estimular bastante esta disciplina porque da valores como el laborar en equipo y la competitividad, condiciones que resultan fundamentales en nuestro formato de vida actual para nuestro desarrollo como persona. El ejercicio nos facilita retarnos y combatir con el resto, dos de los atributos precisos para convivir en este mundo capitalista.

Los norteamericanos que han sido los predecesores de este sistema inculcan a sus chicos en sus escuelas y universidades con un gran % de disciplinas programadas a la gimnasia, creando grupos de todo género de juegos que contienden con el resto de colegios generando una competencia natural. Quizás esto sea la circunstancia del progreso de las rentas de esa sociedad pues los educan para ser empresarios y negociantes y ni siquiera para depender de la administración como ocurre en algunos países de Europa donde bastantes de sus ciudadanos a lo auténtico que quieren son en hacerse funcionario para laborar solamente en horario de mañana.

Si tenemos que competir en este universo porque las reglas que nos han implantado son estas necesitamos transformar el formato educativo y también incentivar el deporte no solo en las escuelas de primarias e institutos, sino en los centros universitarios donde elimina completamente la actividad física. Podríamos dedicar más tiempo a los distintos deportes en la universidad promoviendo las competiciones deportivas y que el desarrollo de dicha participación obtenga un premio para el deportista en forma de becas ó rebajas en las matrículas universitarias que han agrandando su coste estos últimos tiempos por los limitaciones estatales.

Si me dispongo a reproducir mi infancia, llego a la conclusión que en mi primera fase estudiantil, en el instituto de educación primaria, conseguía realizar más deporte que en las épocas siguientes, se tenía diversos equipos tanto de futbol, como baloncesto en todos y cada uno de los institutos de mi población que pugnaban durante el transcurso del curso escolar y luego el vencedor local de las variadas disciplinas deportivas pugnaba con el ganador de las otras ciudades quedando un campeón comarcal. Dichas contiendas se efectuaban con varios escuadras de variadas edades para reparar los enfrentamientos deportivos.

Para los niños de los diferentes institutos se trataba de un honor pertenecer al grupo de su colegio y jugar con botas de futbol los otros contendientes de los algunos centros escolares. Se facilitaba el trabajo en equipo entre otros muchos valores primordiales para el enriquecimiento como personas.

Incluso recuerdo que cuando alcanzamos a la edad de 14 años más ó menos, tuvimos que trasladarnos del instituto al instituto de educación secundaría y todas esas carreras se ausentaron lo único que había era una asignatura que le denominaban gimnasia, donde te podías encontrar educadores de todo género, desde el típico haragán que nos llevaba a las instalaciones deportivas y nos proporcionaba varios balones de baloncesto y futbol para que pasásemos el tiempo durante la hora que duraba la clase hasta la peculiar maestra que esto de marchar al aire libre a jugar a determinados juegos no le gustaba y nos forzaba en el pabellón de deportes interior a efectuar pruebas deportivas de gimnasia física, ciertos de mis contendientes ocasionado por su peso y constitución le fue muy complicado llevar a cabo tal actividad, arriesgándose a dañarse físicamente en ciertos ejercicios.

También, en último momento, que en el momento que conseguí el ritmo universitario y tuve que volver a modificar de lugar educativo me dí cuenta que el ejercicio físico había perdido completamente de las disciplinas obligatorias, que si deseabas elaborar algún juego debías ser uno mismo el que buscases esa alternativa dentro ó fuera del circuito universitario. Naturalmente había escasez de instalaciones deportivas en la Universidad con objeto de atender a los requerimientos deportiva de todos y cada uno de los alumnos que se hayaban matriculados en estos sitios, hablamos de universidades públicas no privadas.

Acabo mi escrito haciendo una aseveración de que hay que reformar ese tema dentro de la modificación en la educación, activando el uso del juego en los centros universitarios en los cuales no existe nada , ni disciplinas ,ni competiciones de futbol ó baloncesto u otras especialidades deportivas, enumero a estos dos juegos por el hecho de que pueden ser los más requeridos a nivel español y los más practicados por todos, acontecer que han convertido a los profesionales del fútbol en estrellas mundiales con lo que no estoy de acuerdo, mas eso es para explicarlo otro día.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn