Limpiar algun collar con nombre

En la habitación de una mujer comúnmente se puede encontrar un estuche donde coloca alhajas o piezas de bisutería antiguas que hoy en día no las llevan ya que están destrozadas o incluso porque han sido olvidadas.

Algunas de estas joyas como collares y pulseras pueden servir si se adecentan con calma de forma que reluzcan como antigüamente.

Algunas de estas sortijas eran plateadas o doradas ya que se habían hecho con aleacciones que con el tiempo y naturalmente el viento se han ocurecido. Lo que inicialmente sería práctico va a ser apreciar la clase de aleación y naturalmente la tonalidad que tienen a día de hoy.

Muchas pulseras ya vienen bañadas en oro pero sin embargo con el tiempo enmohecen y es dificil lograr de nuevo esa tonalidad ya que habría que recubrirlas nuevamente de ese apreciado metal y realmente es menos costoso adquirir una pieza nueva, siempre y cuando se considere un mineral que no suba mucho de precio puesto que si son de plata el precio aumenta.

La plata buena envejece peor que cualquier otro metal y se limpia con más dificultad. Para limpiar algun collar con nombre deberá de usar una gamuza higiénica y luego darle con intensidad con objeto de que el tono oscuro no se vea, pero si no es suficiente hay técnicas más efectivas como por ejemplo las sales del ácido de carbono, el extracto de limón o la pasta de dientes. Evite constituyentes químicos que podrán arruinar dicho metal y corre el riesgo de causarle heridas en las manos o los ojos si le cae ese producto.

Si en su caja tiene muchos aretes y anillos de plata auténtica y pretende mantenerlos en buen estado deberá adecentar estas joyas con ayuda de compuestos buenos.

Algunas veces en esos guardajoyas existen alhajas que están deterioradas de manera que han de llevarse a una tienda de joyas con el propósito de que nos las reparen, pero sin embargo en la mayoría de las ocasiones resulta bastante más caro que arreglarlas empleando ciertos métodos que se encuentran on line.

Existen féminas que no disponen de una caja con objeto de almacenar las joyas de modo que las meten en cajones, de esta manera suelen extraviarse piezas de joyería al estar desordenadas.

Las hembras almacenan gran cantidad de piezas y lo más útil va a ser conseguir un estuche amplio con algunos apartados para ordenar bien cada colgante. Los joyeros se compran en grandes almacenes al igual que en comercios especializados donde va a poder adquirir el que más le agrade y ademas encaje en el lugar del que disponga en el domicilio. Tenga en cuenta meterlo en un lugar seguro por si pretendiesen robarle.

Todo colgante de mucho valor se presentan en cajitas con el propósito de protegerlas de deterioros o roces, en casi todas las residencias se pueden encontrar gargantillas valiosas. Si tiene que hacer un viaje y no dispone de un seguro por hurtos en la casa, llévese las alhajas del hogar, ya que podrían apropiarse de ellas los mangantes porque su peso es reducido y obviamente si resultan ser de oro podrán derretir el metal y venderlo a joyeros sin escrúpulos que posteriormente lo suelen utilizar con objeto de crear otras joyas.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn