Lugares para guardar enlaces

Estamos a principios de otoño y sigue haciendo calor, aunque como en estos días diluvia, los sujetos que disponen de jardín en la residencia en ningún caso tienen que irrigar. Las edificaciones que están en el exterior del centro de la ciudad diremos que son las que gozan de cesped en sus terrenos y para sus dueños dirigimos estas letras.

Cuando queremos tener nuestro jardín bonito deberíamos pensar en los puntos que vienen a continuación: el tamaño, la colocación de los elementos, el estilo y la reiteración. Seguidamente explicaremos cada punto:

La proporción en un jardín será la que regula la cabida de las cosas en un paisaje, especialmente entre las plantas y su ámbito. La colocación sirve para aportar armonía a las figuras. El carácter se adquiere conservando el mismo modelo en su creación. La reiteración consiste en descubrir los componentes que utilizamos más y de esta manera se familiaricen en el sitio y por tanto que de ningún modo se produzcan disimilitudes que incomoden a nuestros ojos.

Los aspectos básicos de un jardín serán: La gradación de los elementos del mini trastero que nos aclara el vínculo con la atmósfera que nos envuelve. La magnitud de su composición y además las plantas que lo forman deben ceñirse al lugar que tengamos disponible y a las dimensiones de nuestra casa.

El color que ponemos en el jardín diremos que es un elemento determinante ya que debe de haber conformidad entre los elementos arquitectónicos, las plantas y el mobiliario. Debemos tener en cuenta que una gama de colores proporciona homogeneidad y por supuesto tonalidades diferentes crean contraste. Podemos inclinarnos por un jardín de tonos suaves que le van a dar un aire más relajante o incluso de tonos más luminosos si queremos crear un ambiente peculiar.

La tendencia en las líneas serían otro de los aspectos primordiales que debemos de tener en cuenta puesto que las

arqueadas y delicadas nos hacen recordar los huertos de flores anglosajones, más románticos, y las líneas rectas y con ángulos dan una imagen de más formalidad.

La forma y textura de almazen y los muebles y las plantas se considera otro aspecto importante que hay que valorar. El entramado capta el sentido de la vista y del tacto al ver la plenitud de la obra.

Si necesitamos regar nuestro cesped, la mejor opción suele ser la pequeña aspersión que genera una llovizna muy delicada con objeto de no dañar las plantas y flores que son muy delicadas. Se instala de una forma muy sencilla ya que los canales van a estar en la parte externa además de que muchas partes de este método de riego son las mismas que se utilizan en el sistema de goteo. Tendríamos que disponer los aspersores con una separación de 2 ó 3 metros tratando que cada rociador moje a su vecino.

Las cosas buenas de la técnica de micro rociadura serán: El buen cubrimiento del regadío sobre un área con amplitud como sería un jardín con pedruscos donde el goteo no será eficaz.

Vamos a utilizar bastantes menos conductos que en el goteo, lo que da lugar a una buena conservación de el sistema y además bastantes menos desembolsos, se aminora la probabilidad de roturas y el agua estará bastante mejor distribuida al necesitar muchos menos rociadores.

Estos aspersores están por encima y no deben hundirse que es lo que pasa en la técnica por goteo y de esta manera van a ser bastante más atractivos.

Comparte este post....Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn